Viena: clima y ropa adecuada


Clima

Viena posee un clima continental caracterizado por veranos templados e inviernos muy fríos, con grandes probabilidades de nieve.
Los meses más calurosos son junio, julio y agosto, con temperaturas medias que oscilan en torno a los 20 ºC y máximas que pueden alcanzar los 26-27 ºC.
La estación más fría es la comprendida entre los meses de diciembre y enero con medias alrededor de los 0 ºC y mínimas que fácilmente alcanzan los -5 ºC.
Otoño y primavera son estaciones con temperaturas más bien frescas, con medias entre 5 y 10 ºC y máximas comprendidas entre los 12 y los 20 ºC.
En cuanto a precipitaciones, en Viena, éstas se reparten uniformemente a lo largo del año, por lo que no se puede hablar de una estación seca o lluviosa. En términos medios suele llover uno de cada tres días, por lo que es aconsejable llevar siempre un chubasquero o paraguas para visitar la ciudad.
Los meses con más promedio de días con precipitaciones de nieve son enero y febrero (entre 6 y 7 días al mes se registran nevadas).

Ropa adecuada

En cuanto a la ropa adecuada hay que considerar que salvo en verano el clima es bastante fresco, por lo que debemos llevarnos bastante ropa de abrigo para poder soportar las bajas temperaturas. En verano ropa ligera será suficiente, si bien siempre debemos llevar a mano alguna prenda de manga larga para usar cuando cae el sol o a primeras horas de la mañana. Imprescindible el chubasquero.

Mejor época para viajar a Viena

La estación ideal para viajar a Viena es el verano, con temperaturas muy agradables y días con más horas de luz solar. No obstante, no debemos olvidarnos de la hermosa Viena nevada y romántica que hace su acto de aparición durante el invierno y principios de la primavera.







No hay comentarios: