Dónde comer en Viena

Restaurante Plachutta Viena

¿Dónde comer en Viena? Tienes muchas opciones para descubrir la sabrosa cocina vienesa, desde los tradicionales kioskos donde adquirir las deliciosas salchichas y otros embutidos hasta las típicas tabernas en las que saborear las especialidades austriacas a precio razonables, eso sin olvidar los restaurantes de diseño y de alto nivel que combinan la cocina tradicional con novedosas propuestas.

Para tomar algo rápido en tu recorrido por Viena elige alguno de los kioskos que verás en los lugares más visitados. Te sorprenderá la variedad de embutidos y las deliciosas salchichas ahumadas, con mil ingredientes complementarios, que poco tienen que ver con el tradicional “hot dog”. Algunos de los de más solera son por ejemplo el Würstelstan Am Hohen Market (Hoher Markt, 1), el Bitzinger (Albertina Platz) o el que se encuentra muy cerca de la ópera (Kärnter Strasse, 42).

Otra posibilidad es disfrutar de una agradable comida o cena en alguna de las típicas beisl. Son tabernas tradicionales, muy agradables, revestidas en madera en su interior y con muebles sencillos y cómodos. En ellas la cocina tradicional, con platos como el gulash, el tafelspitz (plato guisado de buen) o la sopa de albóndigas son los protagonistas, sin olvidar los vinos jóvenes vieneses.  Steman (Otto – Bauer Gasse, 7), y Ubl (cerca del Nasch Markt. Pregasse, 26) son dos de las más recomendables.

En  el casco antiguo tienes otras muchas opciones donde descubrir las recetas más auténticas de la cocina vienesa junto a otras propuestas internacionales. Grienchenbeisl, (Fleischmarkt 11), Zum Schwarzen Kameel, favorito de celebrities, cocina y entorno refinados (Bognergasse, 5) o la taberna Bastei ( Stubenbastei, 10) son perfectos para una velada inolvidable.

Uno de los restaurantes clásicos de Viena es el Plachutta (Wollzeile, 38). En él turistas y vieneses disfrutan por igual de sus platos austriacos “auténticos”. Otras posibilidades, algo elevadas de precio, son el restaurante Wiener Rathauskeller, en el mismo emblemático edificio del ayuntamiento (Rathausplatz, 1), buena comida y buena música en directo, o el lujoso restaurante Do & Go, con magníficas vistas a la catedral de San Esteban (está en la misma plaza), diseño, cocina innovadora y, eso sí, imposible sin reserva previa. Entre los más lujosos y de moda también destaca el Steirereck, ejemplo de la nueva cocina austriaca (edificio III Am Heumarkt, 2ª planta. Stadpark).

También podrás comer algo, sobre todo probar alguna de las deliciosas tartas y postres de Viena, haciendo una parada en alguno de sus míticos cafés como: Café Sacher ( en el hotel del mismo nombre .Philharmoni Kerstrasse, 4), Café Central ( Herrengasse, 14) o Café Landtman (Dr. Karl Lueger- Ring, 4).







No hay comentarios: