Iglesia de San Carlos

Fachada de la Iglesia de San Carlos

La Iglesia de San Carlos es una de las más bonitas de Viena y tiene su propia historia porque se construyó por deseo del emperador Carlos VI como muestra de agradecimiento a San Carlos Borromeo por haber liberado a la ciudad de la terrible epidemia de peste que la asoló en 1713.

Se encuentra en la céntrica Karlsplatz, delante de un estanque en cuyas aguas se refleja su llamativa fachada, puro barroco. Llaman la atención las columnas que flanquean el acceso principal, decoradas en espiral con escenas de la vida del santo y que recuerdan a las de Trajano en Roma. La inmensa cúpula y esa mezcla de estilos arquitectónicos (parte de su exterior se asemeja a un templo romano) la convierten en una iglesia única.

Es obra del arquitecto Johann Bernhard Fischer von Erlach, aunque la finalizó su hijo Joseph Emanuel en 1739. La huella de estos geniales artistas del barroco puede verse en otros importantes palacios vieneses.
Ya en el interior, la iglesia de San Carlos sorprende con su rica decoración: esculturas, columnas de mármol, el imponente órgano… pero, sin duda, lo que resulta espectacular son los maravillosos frescos que adornan su cúpula. Fueron pintados por Johannes Michael Rottmayr y representan la apoteosis del santo al que está consagrado el templo. Recientemente restaurados, deslumbran con su colorido y perfección. Puedes verlos de cerca porque un pequeño ascensor te subirá hasta una plataforma ( a más de 32 metros de altura) desde donde poder contemplarlos en todo su esplendor. Además, obtendrás una magnífica perspectiva general de la iglesia.

La visita se completa con un recorrido por el Museo Borromeo, donde se guardan reliquias, vestimenta y objetos relacionados con la liturgia.

Horario y precio

La iglesia y museo permanecen abiertos de lunes a sábado de 09:00 a 12:30 y de 13:00 a 18:00. Domingos y festivos de 12:00 a 17:45.
La entrada y visita cuesta 6 €.

Cómo llegar a la Iglesia de San Carlos

Puedes llegar en:
- Metro: líneas U1 y U2
- Tranvía: líneas 1, 62 y D
- Autobús: 4 A
Todos tienen parada en la céntrica Karlsplatz.







No hay comentarios: