Moverse por Viena. Transporte público

Paseo en caballo por Viena

Viena cuenta con un excelente sistema de transporte público con el que te resultará muy fácil moverte por la ciudad y llegar a los monumentos y zonas más interesantes.


Transporte público en Viena

Su extensa red está compuesta por 5 líneas de metro, 28 de tranvía y 21 de autobuses por lo que es difícil encontrar un lugar al que no se pueda llegar en alguno de estos medios. El metro de Viena permanece abierto desde las 05:00 hasta las 24:00, aunque en sábado y víspera de festivos mantiene algunos servicios nocturnos (igual que los autobuses).

El billete es el mismo para estos tres transportes y es recomendable adquirirlo con antelación en estancos, máquinas expendedoras de las estaciones de metro o en las taquillas de venta anticipada que encontrarás repartidas por las principales calles y plazas de la ciudad. El precio por trayecto es de 2 € pero, si adquieres el billete en el propio autobús, te costará 2,20 y ¡ojo! es difícil que te cambien, debes llevar el importe exacto. También existen tarjetas para utilizar el transporte público durante un día (6,70 €), dos, tres o una semana (15 €). Otra posibilidad es adquirir la tarjeta turística Viena Card.  En la ciudad, para los niños menores de 6 años el transporte es gratuito y, curiosamente, tampoco pagan los menores de 15 años los días festivos, domingos y durante el periodo de vacaciones escolares.

Alquiler de coche

Si prefieres alquilar un coche, puedes hacerlo en alguna de las agencias que las principales compañías del sector tienen en la ciudad (Avis, Budget, Europcar) o usar el multibuscador para encontrar el precio más bajo. El tráfico de Viena no es sencillo y, además, ten en cuenta que toda la zona centro es azul y aparcar te costará 1€ por cada 30 minutos (hay zonas más asequibles y tickets de parking gratuito para paradas cortas, por ejemplo dejar las maletas en la puerta del hotel).

Bicicleta

Descubrir Viena en bicicleta es también una buena idea ya que la ciudad cuenta con más de 1000 km. de carril bici. Encontrarás muchas agencias que las alquilan a precios asequibles o puedes utilizar el sistema de préstamo Citybikers, (dejas una pequeña fianza y alquilas tu bici en cualquiera de sus oficinas-estaciones pudiendo devolverla en la que te venga mejor).

Taxi

Más rápido es el taxi. Los encontrarás sin problema por toda la ciudad. También puedes solicitar uno en tu hotel o llamando a los radiotaxis: Telf: 60160  /  40100.
  

Caballos (fiakers)

Por último, no es un medio de transporte público pero sin duda es el modo más romántico de descubrir Viena. Un paseo por el centro en coche de caballos (fiakers) será toda una experiencia. Los precios varían y deberás cerrarlo antes de subir (los 20 minutos rondan los 40 €).







No hay comentarios: