Palacio Daun Kinski

Fachada del Palacio Daun Kinski

El Palacio de Daun Kinski no se encuentra entre los más conocidos de Viena, pero la elegancia de su exterior y su rico interior hacen de él un lugar que despierta admiración.

Fue construido entre 1713 y 1716 para ser la residencia del conde Philipp Laurenz von und zu Daun, hasta que a finales del siglo XVIII pasó a pertenecer a la familia Kinski.
Es obra de uno de los arquitectos barrocos más importantes de la época, Johann Lukas von Hildebrandt. En la actualidad, y tras una profunda restauración y renovación realizada en el año 2000, pertenece a una empresa privada y está dedicado a la celebración de eventos de alto standing.
De su espléndido interior destaca principalmente la rica decoración de estucos y escayolas, auténticas obras de arte. Además, en la llamada Sala Ovalada se encuentra el maravilloso fresco “Una ventana al cielo” pintado por Carlo Inocenzo Carlone, que hace de la estancia un espacio único.
Mención especial merece su entrada con la imponente escalita principal con su barandilla labrada en piedra, que da acceso a las distintas dependencias: la Sala de los Señores, el Salón de las Señoras o el coqueto Salón Amarillo, donde pueden contemplarse algunos de los tesoros y obras de arte pertenecientes al palacio.

El Palacio Daun Kinski se encuentra en una de las zonas más elegantes de Viena, la Plaza Freyung, muy cerca de la Universidad y del mítico café Ladtmann. Si necesitas más información o quieres concertar una visita puedes hacerlo en el teléfono: 43 1 535 3435

Cómo llegar al Palacio Daun Kinski

Puedes llegar en:
- Autobús: línea 1 A, parada en la cercana calle Teinsfaltstrasse.







No hay comentarios: